lunes, junio 17, 2024

REALEZA BRITÁNICA CONMEMORA EL DÍA DEL RECUERDO

El 11 de noviembre de 1918 terminó la I Guerra Mundial con el armisticio alemán. Un año después, en 1919, el rey Jorge V de Inglaterra estableció que ese día se recordara siempre a los muertos en el frente con varios actos.

Este año la celebración del homenaje se ha realizado un día después, el domingo 12, y a él han asistido los principales miembros de la familia real británica, con el rey Carlos III y la reina Camilla a la cabeza.

Rojo y negro

Para tal fecha las damas Windsor siempre visten de riguroso negro, un color sólo roto por el broche de la amapola roja, símbolo de esta jornada, que también se denomina Día de la Amapola en recuerdo de los veteranos.

La reina Camilla ha escogido para la ocasión un abrigo negro de paño con franjas verticales que subían casi hasta el cuello Mao y se cerraba con cremallera. Su sombrero, también negro, era de ala levantada por delante y cintas negras.

Sombreros y gorros militares

Kate Middleton, solemne como siempre, llevaba un abrigo negro de inspiración militar con galones bordados en el frente, de los que caían pequeñas borlas de flecos. Su sombrero, de ala ancha, lucía un gran lazo de terciopelo del mismo color. Mención aparte merecen sus magníficos pendientes de una gran perla adornada con hojas de brillantes.

La princesa Ana, que parece encontrarse mucho más cómoda vestida de militar que de civil, lucía un uniforme negro con botones dorados y sombrero blanco y negro.

El look de Sofía de Edimburgo

Sofía de Edimburgo, esposa del príncipe Eduardo y miembro cada vez más relevante en la familia desde que el príncipe Harry y Meghan Markle abandonaron Londres y se trasladaron a vivir a California, llevaba un abrigo también negro con bordados vegetales en el mismo color, botones forrados de raso y sombrero de ala corta.

Los hombres de la familia, el rey Carlos, el príncipe de Gales y el príncipe Eduardo, ha homenajeado a los fallecidos en la Gran Guerra vestidos con uniforme militar y depositando una corona de amapolas en el monumento a los caídos.

Otra asistente al acto ha sido la mujer del primer ministro británico, Akshata Murty, perfectamente ajustada al protocolo con un traje de chaqueta negro de falda estrecha midi y chaqueta sin cuello abotonada.

Murty lucía el broche de la amapola y un tocado en forma de diadema del que salía una redecilla negra.

Su marido, el premier Rishi Sunak, vestía traje y corbata oscuros, amapola y camisa blanca.

Con información de El Mundo.

Noticias relacionadas

- Advertisement -spot_img

Ultimas noticias